Aikido “el camino de la energía y la armonía” es un arte marcial tradicional japonés que combina técnicas de control (katame waza) y de proyección (nage waza).

Fue desarrollado por el maestro Morihei Ueshiba (1883-1969), a partir del año 1920. El Maestro Ueshiba, también llamado O-Sensei, Gran Maestro, desarrolló el Aikido tras estudiar en varias escuelas de artes marciales de combate con y sin armas.

En el Aikido se hace un enfoque del manejo de la agresión y la violencia a través de un entrenamiento enérgico y positivo.

La característica fundamental del Aikido es la búsqueda de la armonización o neutralización del contrario en situaciones de conflicto, propiciando la educación y la auto reflexión o evolución del oponente.

Es una disciplina muy efectiva de desarrollo, integración y utilización de todas las facultades humanas, físicas y mentales. Además constituye un método de coordinación y un medio de fortalecer la mente y el cuerpo.

El entrenamiento de Aikido está destinado a promover la formación física y espiritual, por lo que cualquier persona puede practicarlo.

El Aikido se enseña en todo el mundo basándose en un método de entrenamiento accesible a hombres, mujeres y niños de todas las edades, condiciones físicas y habilidades.

La Fundación Aikikai (財団法人合気会 Zaidan Hōjin Aikikai) es el organismo rector encargado del desarrollo y popularización del del Aikido en el mundo, cuya sede se encuentra en Tokio, Japón y fue fundado en el año 1931.