Aikido “el camino de la energía y la armonía” es un arte marcial tradicional japonés que combina técnicas de control (katame waza) y de proyección (nage waza).

Fue desarrollado por el maestro Morihei Ueshiba (1883-1969), a partir del año 1920. El Maestro Ueshiba, también llamado O-Sensei, Gran Maestro, desarrolló el Aikido tras estudiar en varias escuelas de artes marciales de combate con y sin armas.

En el Aikido se hace un enfoque del manejo de la agresión y la violencia a través de un entrenamiento enérgico y positivo.

La característica fundamental del Aikido es la búsqueda de la armonización o neutralización del contrario en situaciones de conflicto; propiciando la educación del instinto propio, y la auto reflexión o evolución del oponente.

Es una disciplina muy efectiva de desarrollo, integración y utilización de todas las facultades humanas, físicas y mentales. Además constituye un método de coordinación y un medio de fortalecer la mente y el cuerpo.

Entrenamiento de Aikido está destinado a promover la formación física y espiritual, de acuerdo con el nivel de competencia de cada habilidad, por lo que cualquier persona puede practicarlo.

El Aikido se enseña en todo el mundo basándose en un método de entrenamiento accesible a hombres, mujeres y niños de todas las edades, condiciones físicas y habilidades.